Sin idealizar nada, voy a describir cada ciudad por donde pasé en mi viaje de trabajo/vacaciones, cada viernes. Esta es la tercera nota, la primera de Madrid podés encontrarla acá, y la segunda de Valencia, acá.

Barcelona es otra ciudad donde ya había estado 4 años antes. Sin embargo, estuve menos de 24 horas, sucio, transpirado y con mal olor.

Esta vez, decidí volver y hospedarme en un hotel, para disfrutar más la ciudad. Claro, no contaba conque iba a tener que trabajar justo cuando estuve allí, así que las salidas fueron más bien nocturas y relativas al alcohol.

Reconozco que cuando empecé a recorrer Barcelona, lo notaba bastante más sucio que cuando fui por primera vez, y sobre todo, más oloroso. De todas formas, me hospedé en el barrio de El Raval, lo que explica todo esto.

Cómo llegar

Había llegado desde Valencia, donde simplemente tomé un tren AVE. También hay vuelos directos desde Argentina. No debe ser difícil para nadie llegar hasta aquí.

Comer y comprar

Barcelona tiene, como gran ciudad, precios bastante más caros que otras ciudades de Europa. Una pinta puede estar 9 euros, mientras que salir a comer por allí, por cabeza, puede rondar los 25 o 30 tranquilamente. Con amigos comimos cerca de la Catedral de Barcelona, y cada pincho lo pagamos cerca de 8 euros. No es barato comer en la calle.

Transporte

No me moví en transporte público y caminé mucho la ciudad. Desde El Raval, sin embargo, para llegar al aeropuerto, tomé un Cabify por la madrugada por 24 euros. No es caro.

Alojamiento

Me hospedé en Niu, un hotel enclavado en El Raval y relativamente cerca del mar. No es caro considerando el costo de un hotel. Lo recomiendo ciegamente.

¡Suscribite al blog!

Actividades

En Barcelona podés hacer de todo, más allá de ir a la cancha del club homónimo. Algunas cosas que disfruté son:

  • Anita Gelato: Andá. No puede ser que no vayas a comer el mejor helado de Anita Gelato.
  • Garage Beer: lleno de gente jóven e incluso argentinos. La zona es hermosa y está llena de lugares para comer.
  • Sagrada Familia: Por segunda vez pasé por la entrada. Por segunda vez no entré. Aunque desde el vamos ya estar afuera es sublime.

La gente

Hay una mezcla interesante de nacionalidades y culturas, desde catalanes a argentinos, pasando por centroamericanos y personas de Bangladesh e India.

Cada cultura tiene una forma distinta de acercarse. Pero la verdad, la pasé muy bien con la gente que conocí allí. Y argentinos que visité, claro.

Consejos

  • Si pensás ir a Sagrada Familia sacá un ticket antes de ir. No se consiguen en puerta y menos para el mismo día.
  • Los precios de Barcelona están bastante inflados. Comer barato implica tanto supermercado como McDonalds.
  • El pago con tarjeta está bastante extendido. Podés ir sin efectivo tranquilo. Esto es común en todo Europa.
  • Cabify funciona de mil maravillas.

¿No pensás que lo que hacemos está bueno? Podés hacer un aporte por Cafecito o PayPal que no te duela por única vez, para que, si la nota te gustó, nos lo hagas saber.

Si no podés colaborar económicamente, compartiendo la nota, dando like o comentando abajo, nos ayudás un montón. También aportás a nuestro crecimiento suscribiéndote a nuestro canal de YouTube.

Categorías: Blog

Avatar photo

Martín Longo

Director de Ánimadata y Business Intelligence Engineer. Quemadísimo, escribo acá mis opiniones.