Sin idealizar nada, voy a describir cada ciudad por donde pasé en mi viaje de trabajo/vacaciones, cada viernes. Esta es la primera nota.

Ah, Madrid. Qué lindo lugar. Cada vez que vuelvo está mejor. Si vas de vacaciones es un lugar ideal y tranquilo, donde se puede hacer de todo y lo que busques: desde tapas hasta shopping, todo es posible.

Madrid (o al menos las áreas del centro) están especialmente bien cuidadas. A todas horas hay gente limpiando las calles, y hay carteles varios que avisan claramente que si tirás basura, puede caberte una multa. Además, para el sudamericano que pisa por primera vez España, se va a extrañar que los autos frenen cuando el peatón cruza la calle.

No como acá que si no te corrés sos tapizado de asfalto.

Comer y comprar

Madrid es sensiblemente más caro que otros lugares de España, aunque tampoco es descollante. Podés encontrar pintas desde 5 euros, con las tapas que quieras comer.

Para quien va con un presupuesto acotado, los supermercados tienen precios más accesibles que la calle: una lata de cerveza puede estar 80 centavos de euro (al cambio, 900 pesos), mientras que pizzas congeladas rondan los 2 o 3, el detergente para ropa 3 y algunos centavos en sus presentaciones grandes, entre otros.

Para salir a comer hay opciones para todos los gustos: desde McDonald’s y Burger King donde un menú puede rondar los 11 o 12 euros, a restaurantes donde podemos encontrar un menú completo por 18. Y de ahí, para arriba.

Datazo: en Burger King tenés refill gratis de bebidas.

Transporte

Apenas llegues al aeropuerto, comprá una tarjeta de metro por cada persona que vaya. Recorrer Madrid es mucho más rápido en metro, que funciona increíblemente bien, y es bastante barato.

Llegar desde el aeropuerto hasta Madrid centro cuesta sólo 5 euros y algunos centavos, estando bastante lejos ambos puntos. Además, se pueden adquirir 10 viajes por alrededor de 8 euros. Moverse en taxi o en colectivo es un despropósito teniendo esta opción. Si pensás usar taxis, podés bajarte Cabify.

Alojamientos

Me hospedé en dos lugares distintos, en la zona de Castellana/Tetuán, bastante cerca del Bernabéu.

Elegí dos, sin mirar mucho. Uno era en un “hostel”, que en realidad era un lugar para dormir siestas, donde tenías la opción de una habitación privada (chiquita) por unos 30 euros la noche. Recomendable si estás de paso.

Volví a Madrid como punto final de mi viaje, y ahí me hospedé en un departamento privado por 140 euros la noche. Pueden hospedarse 3 personas tranquilamente allí. Eso sí, tuve problemas con el agua caliente y hubo una fiesta a la noche que molestó mi sueño en otro departamento. No volvería.

¡Suscribite al blog!

Actividades

  • El Parque del Retiro, plaza hermosa y enorme donde podés pegarte una siesta después de un largo viaje.
  • El Museo del Prado, donde confieso vi las mejores obras de arte de mis viajes. Aún si no te gusta el arte, andá.
  • Noche de tapas en la Gran Vía. Hay montones de bares y vida nocturna. Ideal para ir con amigos.

La gente

Es una sociedad cosmopolita, hay mucha inmigración y eso se nota. No tanto de argentinos, pero sí de personas de Centroamérica. Por lo general hay gente cálida y muy amable.

Otros

Madrid es por lejos el lugar más barato de Europa para hacer compras de electrónica. Si vas desde Argentina posiblemente no te sea negocio comprarte un teléfono, pero computadoras o cámaras fotográficas, hay diferencia. Las mejores tiendas para ello son El Corte Inglés y MediaMarkt. Además, si no sos residente te devuelven el IVA cuando salís de la Unión Europea, si hacés los trámites correspondientes.

Fotos

¿No pensás que lo que hacemos está bueno? Podés hacer un aporte por Cafecito o PayPal que no te duela por única vez, para que, si la nota te gustó, nos lo hagas saber.

Si no podés colaborar económicamente, compartiendo la nota, dando like o comentando abajo, nos ayudás un montón. También aportás a nuestro crecimiento suscribiéndote a nuestro canal de YouTube.


Avatar photo

Martín Longo

Director de Ánimadata y Business Intelligence Engineer. Quemadísimo, escribo acá mis opiniones.