Sin idealizar nada, voy a describir cada ciudad por donde pasé en mi viaje de trabajo/vacaciones, cada viernes. Esta es la cuarta nota. Las tres primeras pertenecen a España:

La costa azul francesa es simplemente un lugar mágico. No hay agua más pura y vistas más hermosas que las del Mediterráneo, y Francia quizás tiene las mejores. Prueba de ello es Tolón (o Toulon, depende de dónde venís), una ciudad chica pero con muchísima historia y actividades para hacer.

En esta ciudad fui hospedado por una pareja amiga, Meli y Remi, a quienes agradezco profundamente.

Cómo llegar

Desde Barcelona, tomé un Vueling que me dejaba en Marsella. El avión tardó poco más de una hora. En el mismo aeropuerto, alejado de la ciudad, tomé un bus que pagué por Omio, por 19 euros. En hora y media desde el Aeropuerto, ya estaba en la terminal de bus de Tolón.

Comer y comprar

Además de comprar en supermercados, un poco más caros que en España, salí a comer con mis amigos en dos restaurantes: uno muy céntrico y bonito (Chez Le Brasseur) y otro al lado del mar, en el muelle, del cual no estoy encontrando el nombre ni fotos. Hay unos cuantos restaurantes en el mar así que es cuestión de encontrar uno, sentarse y disfrutar.

Como escribí para Barcelona, salir a comer no es barato y Toulón no es la excepción: habré gastado 30 euros en el primero y 25 en el otro.

¡Suscribite al blog!

Transporte

Si bien me moví con mis amigos que muy amablemente me hicieron un tour por la ciudad, es cierto que su hubiera ido solo me hubiera perdido de subir a la montaña. Para ello hay teleféricos, que, casualidad, estaban cerrados cuando fui.

Alquilar una bicicleta hace de Tolón una experiencia maravillosa, aunque cansina: es una ciudad de subidas y bajadas enpinadas.

Actividades

Tengo mi top 3:

  • Les Halles de Toulón. Se puede comer y tomar vino por poco dinero. Increíbles las crepes.
  • Subir a la montaña Faron. Es una hermosa escapada con historias de guerra.
  • Visitar el puerto de Tolón.

La gente

Las personas de Tolón son muy amables, algo agradable para quien estuvo en París por ejemplo. El inglés no es un idioma fácil para ellos, pero podés hacerte entender. No es una ciudad tan cosmopolita, pero hay inmigrantes africanos por su proximidad al Mar Mediterráneo.

Consejos

  • Tener a un contacto local con auto para subir a la montaña le da al viaje un toque único.
  • Hay un museo con lindas obras. Justo caí un sábado y no me cobraron entrada. La visita es muy recomendable. Eso si: hablan muy poco inglés allí.
  • Si vas a Chez Le Brasseur, asegurate de pasar por la fabriquita de cerveza. Pedile al staff que te permitan la visita.
  • Hay un shopping donde podés hacer compras de todo tipo. Comprar electrónica en Tolón (y en Francia en general) es mala idea: los precios son exagerados en comparación a otros lugares.

¿No pensás que lo que hacemos está bueno? Podés hacer un aporte por Cafecito o PayPal que no te duela por única vez, para que, si la nota te gustó, nos lo hagas saber.

Si no podés colaborar económicamente, compartiendo la nota, dando like o comentando abajo, nos ayudás un montón. También aportás a nuestro crecimiento suscribiéndote a nuestro canal de YouTube.

Categorías: Blog

Avatar photo

Martín Longo

Director de Ánimadata y Business Intelligence Engineer. Quemadísimo, escribo acá mis opiniones.