Sin idealizar nada, voy a describir cada ciudad por donde pasé en mi viaje de trabajo/vacaciones, cada viernes. Esta es la sexta nota. Las tres primeras pertenecen a España, y las dos últimas, a Francia:

“Para aquel que dice ‘¿Para qué voy a ir a Disney?’ es porque nunca fue a Disney”.

Honestamente pensé eso apenas llegué a Disneyland París, la versión europea del famoso parque de diversiones de la marca del ratón.

Disneyland es una experiencia única para cualquier persona que lo recorra. No puedo ni imaginarme cómo será el estadounidense, qué tan impresionante y cargado debe ser.

Estar en Disney, si tenés algo de sensibilidad en el cuerpo, en algún momento te toca algún sentimiento. Imagino que hay personas menos predispuestas a la sensibilidad emocional, pero en mi caso, un tipo normal, de barrio/pueblo, me logró mover el piso.

Entre el parque de atracciones, los musicales y los juegos, podés pasar todo un día allí tranquilamente. Además de gastarte todo el dinero que no tenés.

Aún mejor: no puedo creer lo barato que lo pagué. Fue meramente un capricho, no tenía ni idea qué iba a hacer en París, y decidí que uno de mis dos días fuera allí.

La experiencia Disney fue sin dudas uno de los tres puntos altos del viaje.

Cómo llegar

La mejor y más barata forma de llegar es desde el tren RER A de París. La parada es Marne-la-Vallée/Chessy, el tren pasa cada 15 minutos, y estás en 30/35 minutos en la estación. Apenas saliendo de la estación, ya estás en Disney. Además, recuerdo que el tren estaba alrededor de 7 euros.

¡Suscribite al blog!

Entrada

Hay un ticket de 105 euros (vale por un año) que te permite ir a un parque en un día o a 130 para poder entrar a los dos. Si, son dos parques en Disney, uno más “clásico” (que por alguna razón tiene Star Wars) y el otro más novedoso, con Avengers y Pixar. Entré al segundo, Walt Disney Studios.

La forma más económica de ir es con fecha fija, y en temporada muy baja (que justo fue mi entrada) cuesta 56 euros por un parque. El consejo entonces es el obvio: comprá con antelación.

Comer y comprar

Hay puestos de hamburguesas y cosas contundentes en todo el parque, como así también restaurantes dentro del parque. Dicho esto, es muy caro y no hay nada impresionante dentro. Afuera, en la “villa” fuera del parque, tenés incluso un McDonalds y pubs. Es preferible comer allí. Y si, McDonalds es muy barato considerando dónde está.

Como es obvio, en Disney podés comprar casi lo que te imagines. Yo me traje una remera, un Pop Grogu y dos llaveros. Quise traerme algo de un videojuego que me gusta (Kingdom Hearts), pero no encontré nada.

Alojamiento

Hay un complejo hotelero en la “villa” de Disney. Claro que los precios son elevadísimos y es para quien quiere la experiencia más completa. No fue el sentido de mi viaje, pero la opción está.

Actividades

Walt Disney Studios tiene varias atracciones, pero recomiendo puntualmente:

  • Avengers Assemble: Flight Force: Una montaña rusa interior con animaciones y pantallas. Alucinante.
  • Spider-Man W.E.B Adventure: un juego interactivo donde jugamos a ser ayudantes de SpiderMan.
  • The Twilight Zone Tower of Terror: Un ascensor rápido de caída libre. Alucinante.
  • Musicales varios en el parque

Consejos

  • Andá temprano así aprovechás más del día y de tu ticket.
  • Si vas sólo, hay filas exclusivas en varias atracciones para solo riders. Es básicamente como tener un pase premier.
  • Casi todo está en francés e inglés. Los musicales incluso están charlados en ambos idiomas, de manera tal que una mayor audiencia pueda entenderlo.

¿No pensás que lo que hacemos está bueno? Podés hacer un aporte por Cafecito o PayPal que no te duela por única vez, para que, si la nota te gustó, nos lo hagas saber.

Si no podés colaborar económicamente, compartiendo la nota, dando like o comentando abajo, nos ayudás un montón. También aportás a nuestro crecimiento suscribiéndote a nuestro canal de YouTube.

Categorías: Blog

Avatar photo

Martín Longo

Director de Ánimadata y Business Intelligence Engineer. Quemadísimo, escribo acá mis opiniones.